Farallones de Cali

Farallones de Cali

domingo, 14 de diciembre de 2014

Libros: Los Niños - Carolina Sanín



Una pequeña piedra para descansar en medio del lodo de la narco-literatura que amenaza con dejarnos hundidos en la cultura de los excesos y el mal gusto, es el último libro de Carolina Sanín: Los Niños.
Su portada puede generar confusión. Inocentes siluetas de flores y animalitos parecen recrear un cuento infantil, cuando en realidad esconden algo más cercano a una pesadilla que a una tierna historia.
Enmarcada en la activa y fría Bogotá, la historia cuenta los sucesos en los que se ve envuelta Laura, cuando un día cualquiera llega a su casa un niño aparentemente perdido, Fidel.
Narrado en tercera persona, el libro nos confronta con aquellas angustias, miedos o conflictos internos que todo ser humano enfrenta de una forma u otra, pero que en muchas ocasiones logran generar duda sobre la coherencia de nuestras acciones y pensamientos y hasta sobre nuestra propia cordura.
¿Cuántos sucesos aparentemente cotidianos generan situaciones absurdas, especie de fantasías, locuras o misteriosas coincidencias? Son en realidad muchos, pero normalmente pasan desapercibidos en medio de la acelerada y a veces caótica vida que hoy llevamos. Por eso aquellos seres que por alguna razón se ven abocados a la soledad o se deciden particularmente por ella o por una vida calmada, silenciosa e introspectiva, como Laura, pueden verse más fácilmente tocados e impactados por este tipo de sucesos.
Los niños, es un libro que en medio de una historia misteriosa y hasta angustiante, nos confronta con ese niño que siempre seremos, aunque queramos negarlo, ese niño que se refugia en un lugar y tiempos paralelos, cuando esta realidad en la que estamos nos genera inseguridad, miedos o simplemente nos aburre o entristece.

Vale la pena leer este tipo de literatura colombiana, pasemos la página de la narco-literatura y demos paso a otro tipo de propuestas.

1 comentario:

  1. Saludos Du Rivers:
    Extrañando su presencia en el taller de literatura creativa.

    Gracias por los Niños. Un abrazo

    ResponderEliminar