Farallones de Cali

Farallones de Cali

sábado, 14 de mayo de 2016

La vuelta al mundo con ochenta mujeres escritoras - 1

COLOMBIA   

CAROLINA SANÍN - PONQUÉ Y OTROS CUENTOS




“Cuando el escultor le preguntó por qué escribía, Miriam respondió que porque tenía un rostro bello. Desde antes de los sueños de la ducha, antes incluso de la ducha sin agua con Dorita, soñaba con preguntarle a Dios por qué le había dado un rostro así, y si lo había puesto como adorno encima de la vida, o si su belleza era lo primero que de ella había existido. Escribir era probar respuestas mientras Dios no mostraba ninguna. Miriam le pidió al escultor que le preguntara acerca de aquel rostro. Él así lo hizo, y ella respondió que tener un rostro era como tener por proa un paisaje presente y lejano, un paraje fértil a donde quien lo miraba quería pasarse a vivir, y era como vestir una túnica de muchos colores que había que exhibir a sabiendas de que no podía compartirse. Dijo que las letras eran caras comunes y de nadie. Al escribirlas ella imaginaba que se las ponía en lugar de su belleza ilegible.”
Ponqué – C. Sanín

Cuentos que no son infantiles, que no se leen a niños sentados sobre la falda de su madre. Cuentos para adultos, cuentos de la vida, con ciertos pasajes de fantasía o un poco inverosímiles, como una granja dentro de un apartamento. Pero… ¿No es la vida misma un tanto inverosímil a veces? ¿Por qué no aprovechar un viaje literario para vivir situaciones fuera de lo común?

El libro, en esta edición de Laguna, consta de siete cuentos.
La hija del revisor. Sobre una pareja que viaja en tren y su interacción con otro pasajero y ante todo con la hija del revisor de tiquetes, una niña peculiar. Un viaje que parece no tener un fin.
Una hoja escrita a mano. Sobre una mujer que recibe una nota sobre las equivalencias del mundo, una interrelación de todas las cosas y del universo mismo, una especie de sinergia infinita. La soledad que esto genera en la mujer, mientras va en una buseta... ¿al mar?
Ellos. Una granja en dos pisos de un edificio. Un colegio en los otros pisos del edificio. Una mujer que vive en la granja, un profesor del colegio y una invitada que nadie invitó, pero que llega a desajustar la predecible rutina diaria de la protagonista.
Radio Clásica, una mujer en medio del tedio de una vida cualquiera, escuchando un programa de radio con una locutora que parece hablar en medio de la risa. Esa risa que tal vez le hace falta a aquella mujer y que por tanto le molesta no saber qué la produce. La observación, el análisis de otro, donde el individuo se refleja o se complementa.
Los ombligos, un hombre en conflicto con su novio, porque éste le ha fracturado un dedo del pie, un momento entre cómico  y patético, pero que la narración acertada hace natural y ameno.
Carolina en su funeral, una mujer en el extranjero y su forma particular  de vivir el primer día de duelo por la muerte de una prima especial, de aquellas que suelen entrelazar a los miembros de una familia.
Ponqué. Miriam, una colombiana estudiando en Nueva York, aspirante a escritora, que en una cita con un escultor que transporta pasteles, (ponqués, como Miriam recuerda que suelen llamarse en Colombia), se auto-cuestiona las razones por las cuales escribe.

Un libro de cuentos con algo de autobiográficos sin serlos realmente, están escritos con una forma narrativa diferente. Considero que es una apuesta acertada por salirse del molde esperado en la construcción cuentos. El típico introducción, nudo, desenlace, no tiene nada que ver con estos cuentos. Estos cuentos son otra cosa, son abiertos, sin tintes moralistas, sin etiquetas ni lugares comunes.




Carolina Sanín Paz (Bogotá, Colombia, 1973). Egresada de literatura de la Universidad de los Andes, PHD en literatura hispánica de Yale, fue columnista del diario El Espectador, la revista Semana, profesora de la Universidad Estatal de Nueva York y actualmente profesora de la Universidad de los Andes y columnista de la revista Arcadia. Entre sus obras figuran la novela Los Niños, el libro Yosoyu de relatos humorísticos, el libro infantil Dalia y una compilación crítica de la obra del filósofo colombiano Fernando González.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario